Seguros de comercio

Se trata de un seguro similar al de hogar pero realizado para un comercio o pequeña empresa. Son seguros con coberturas similares a las de un hogar (robo, incendio, rotura de cristales y loza sanitaria, daños por agua, etc.). Tienen algunas coberturas específicas como puede ser la pérdida de beneficios, las coberturas de responsabilidad civil que pueden ser de explotación, subsidiaria, de productos, patronal, inmobiliaria, locativa, etc. Pero la idea del producto es similar a la de hogar, es decir, cubrir cualquier contingencia que afecte al comercio en cuestión para que puedan seguir desempeñando su actividad.

No duden en preguntarnos y hacer presupuestos gratis y sin compromiso.

Compañía de Seguros de Transporte de Mercancías

Proteger la mercancía durante el transporte de la misma es muy importante. Se debe incluir en el seguro de transporte pertinente. En Elesian, disponemos de diferentes pólizas de seguros dedicados al transporte, sea por mar, tierra o aire.

A la hora de elegir una compañía de seguros de transporte de mercancías, se deben tener en cuenta varios factores que definirán el nivel de protección de nuestras mercancías durante la travesía. Estas disposiciones deben estar bien reflejadas y ser claras para que no exista confusión a la hora de establecer el acuerdo de contrato.

¿Qué es una póliza de seguros de transporte de mercancías?

Se trata de un contrato donde el asegurador asume y se hace responsable de los posibles daños, en este caso debemos incluir las pérdidas en la mercancía, independientemente de si se transporta por diferente vías. Dentro del contrato, el asegurado (en este caso, el dueño de la mercancía a transportar) pagará una cantidad para asegurar el acuerdo.

No es obligatorio contratar una póliza de seguros de transporte. Sin embargo, pero por ley se deben cubrir unas responsabilidades con la mercancía que se va a transportar. Si no se contrata uno, se corre el riesgo de que si se produce un percance, el dueño de las mercancías deberá correr con los gastos que deriven de pérdidas y daños.

Entre las características de este seguro, se determina:

  • La indemnización no debe superar el valor del daño sufrido.
  • El asegurado no se lleva ningún tipo de beneficio del seguro
  • El objetivo principal del seguro de transportes es ayudar al asegurado a poder transportar la mercancía con la tranquilidad y seguridad que una póliza le ofrece.

Tipos de pólizas de seguros de trasporte

Póliza de seguro flotante

Cuando la mercancía va dirigida a varios destinatarios. Dentro de este seguro, tanto los empleados como la mercancía están totalmente cubiertos. Se ofrece una garantía abierta y en la propia póliza se incluyen las escalas que pueda realizar el medio de transporte. También incluye los cambios de medio de transporte si se produjeran al realizar transbordos, el almacenamiento durante el viaje y si se produjeran paradas obligatorias durante el mismo.

El asegurado debe comunicar todas las características de la mercancía a través de unos certificados donde se indica el destinatario, el medio de transporte usado, el viaje a realizar, las marcas de la mercancía, características de la misma, el peso y el volumen, y finalmente, el valor del stock.

Póliza de seguro abierto

Cuando la mercancía va dirigida a un solo cliente pero se realiza más de un viaje. Se cubre desde la partida de la mercancía hasta su llegada al destino. Incluye los mismos aspectos que la póliza flotante: las escalas, los transbordos durante el viaje, el almacenamiento y las posibles paradas no previstas.
Aun que se realicen trayectos con diferentes medios de transporte, el contrato que se firma cubre el transporte independientemente del medio utilizado.

Póliza por viajes

Mercancías dirigidas a un cliente en un solo viaje. Se cubre desde el origen hasta el destino, incluyendo las escalas o paradas, los transbordos para cambiar de medio de transporte, el almacenamiento y las paradas no previstas. Solo se realiza un contrato y solo para un viaje de envío de mercancía.

Póliza forfait

Solo cubren un capital determinado en varios viajes. Este tipo de seguro de transporte se utiliza para cubrir las obligaciones y responsabilidades de las leyes internacionales.

En caso de recibir indemnizaciones

Cuando se han producido daños y pérdidas durante el transporte de las mercancías, el seguro lo cubre con una serie de cantidades económicas. Siempre que estos se encuentren dentro del propio contrato firmado con la aseguradora no habrá problema.

Si las perdidas afectan a la totalidad de la mercancía, se indemnizara al asegurado con la cantidad económica que equivale al gasto de la carga de la mercancía en el medio de transporte, la entrega al transportista y en algunas ocasiones se devuelve el valor del seguro.
Pero todos los seguros cubren unos riesgos mínimos: en caso de rotura o que la mercancía se estropee, si se producen sustracciones sin permiso o robos, en la carga y descarga del stock y los problemas se fuerza mayor que afecten a la mercancía.

En Elesian podemos proporcionarte una póliza de seguros de transporte que cubre con garantías los términos que necesites para proteger durante el trayecto tu mercancía. Proporcionándote un servicio de calidad para que puedas estar tranquilo al confiar en los mejores para asegurar tus productos.

Seguros colectivos

Como su nombre indica son seguros que se hacen para un colectivo de personas que tienen algo en común, como por ejemplo, la pertenencia a una misma empresa. Aquí hay gran multitud de seguros, pero generalmente se hace referencia a seguros de accidentes colectivos. Estos seguros pueden ser por imperativo legal (seguros de accidentes o de vida de convenios colectivos) o simplemente hacerse por necesidad de la empresa, sin estar en ningún convenio colectivo. Como comentamos suelen ser seguros de vida o de accidentes, aunque se pueden hacer otros muchos como seguros de salud, planes de pensiones empresariales, etc.

Seguros sanitarios

Estaríamos hablando de seguros de salud que se hacen a través de un colectivo que se genera para una empresa concreta. Para ello debe haber un número mínimo de personas que puedan pertenecer a dicho colectivo. Estos seguros pueden ser de suscripción obligatoria, de forma que es la empresa la que paga el seguro y todo el mundo se acoge al mismo, o puede ser un colectivo de libre adhesión. También podríamos distinguir colectivos abiertos, de forma que se podría acoger a él tanto las personas de la empresa y los familiares como algún otro cliente que reúna las condiciones previamente pactadas con la compañía, o colectivos cerrados, en los que sólo se pueden acoger los trabajadores, o los trabajadores más sus familias, pero que se cierra el número de personas que se acogen al colectivo de manera previa. Evidentemente, los abiertos no suelen estar pagados por las empresas, ya que son múltiples los tomadores de las pólizas, mientras que los cerrados suelen ser lo que se pagan por las empresas siendo la tomadora del seguro la misma empresa.